Carta abierta al Ministro de Ecosocialismo y Aguas x trabajador suprimido

0
263

Caracas 06 de Marzo del 2017

Correo: ncapitales@gmail.com

Noticias Capital- Mi Nombre es David Rodríguez, Soy de una familia humilde, pobre, campesina, que vive en barrio, tengo que tratar a los delincuentes y mafiosos del barrio para poder pisar esos espacios que ellos consideran como su territorio e islas, donde son ellos quienes ponen las reglas, donde no hay gobierno, ni pacos, ni mucho menos verdes.

Nunca he salido de Venezuela, Nunca he solicitado la visa americana, desconozco que hay en el Este de Caracas, zona considerada por el chavismo como zona de oligarcas y burgueses, ando en camionetas, en metro y a pie, pues no tengo carro ya que lo tuve que vender para pagar la clínica donde estaba hospitalizada mi madre, no tengo vivienda propia, no tengo propiedades, no poseo lujos, ni mucho menos cuentas bancarias en el exterior, a duras penas conservo la cuenta nómina del trabajo del cual me despidieron injustamente.

Es decir, soy pobre al igual que mucho de las personas que vivimos en el barrio. El sustento de mi hogar lo llevaba del trabajo que realizaba  en el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente del cual he sido sacado injustamente, digo todo esto porque se supone que el Chavismo se auto-atribuido defender  a los pobres que se caracterizan como yo, por lo menos esa es la retórica que he escuchado de varios de sus dirigentes.

Ahora bien, desde el momento en que proteste con mis compañeros de clase (obreros y obreras), pues desempeñaba el cargo de obrero, rango 4, en el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, para exigir y restituir los derechos constitucionales y derechos laborales violados y pisoteados por autoridades gubernamentales chavistas que se atribuyen  defender a los pobres, otras autoridades del mismo gobierno que también son chavistas, específicamente del Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas decidieron quitarme la categoría de pobre por el de oligarca, pitiyanqui, agente de la CIA, vende patria, traidor, escuálido, opositor, guarimbero, saboteador, terrorista, brinca talanquera, entre otros calificativos peyorativos. Debo agregar que no utilizo la imagen de nadie para obtener el respeto y ganar así un liderazgo, eso es algo que se debe ganar desde las entrañas del pueblo y desde las entrañas de la pobreza y la miseria en la que vivimos la mayoría de venezolanos.

No si el atreverme a decir esto me condenara a no conseguir trabajo, a ser reenganchado a mi puesto de trabajo, o quizás a obtener una bolsa de comida, o quizás a ser despreciado por mis compañeros de trabajo activos, quienes por cobardía y miedo ya no quieren saludarme y mucho menos acercarse, pues están amenazados con que si los ven hablar conmigo o algunos de los compañeros que lideramos la resistencia desde afuera hacia adentro del organismo, pasaran el pitazo a los directores generales y de línea.

Me considero una persona pobre económicamente como buena parte del Venezolano promedio. Trabaje durante 7 años en Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, digo trabaje porque en el  año 2014 el Presidente de la Republica, Nicolás Maduro Moros (suprimió) elimino este organismo a través de un decreto presidencial, mientras que por otro lado unió a través de otro decreto presidencial la competencia ambiental con la competencia de vivienda, formado así el  Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo, Hábitat y Vivienda, el cual duro apenas 7 meses. Para posteriormente crear el 07 de abril del 2015 lo que se conoce hoy como Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas.

Desde un punto de vista laboral, ese momento arruino la vida de más de 5.000 trabajadores y trabajadoras, y en mi caso particular no solo cambio sino que significo una desmejora de los beneficios socioeconómicos,  desmejora salarial, y perdida de lo que se conoce como estabilidad laboral,  hasta el punto de perder eso que nosotros los venezolanos llamamos calidad de vida, lo que en Ecuador denominan “Vivir Bien” y lo que en otros continentes definen “Estado de Bienestar”.

Mi causal de despido fue el no haber aceptado firmar mi carta de liquidación forzosa, lo cual se traducía en no darme lo que llamaron CARTA DE BIENVENIDA.

Los responsables, cómplices y cooperadores de esta violación de derechos humanos y laborales aun ejercen cargo gubernamentales y son: El actual  Ministro de transporte, Ricardo Molina Peñaloza, el exministro Guillermo Barreto Esnal, El exministro Ernesto Paiva Salas, hoy presidente de Hidrocapital e Hidroven, Lic. Félix Rodríguez Rodríguez, Lic. Ana Yadira Baltodano, actual Directora General de Gestión Humana del Ministerio del Transporte, Abg. Francisco López, actual Director General de Gestión Humana del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, Abg. Carmen González, Actual Directora General de Consultoría Jurídica del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas.

Hoy a más de 21 meses sin percibir salario, carecer de un seguro médico que permita velar por la salud de mi madre, entre otras cosas que en un momento no valoraba como importante para mí y que hoy he aprendido a valorar desde mi estado de necesidad, cosas que parecen insignificantes en un momento de tu vida pero que pueden hacen el cambio entre vivir y morir.

Finalmente, hoy quiero decirle a las personas que me leen y siguen, que no ha sido fácil estar de pie y ser una minoría que aun flamea la bandera de reclamar los derechos laborales, una luz que cada instante trata de apagarse, que el único combustible de motivación es tu compañero que está en tu misma situación.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta